Momentos Memorables en los Deportes.

Por Marco García.

El mundo de los deportes esta plagado de eventos que nos asombran, pueden ser contados por nuestros abuelos mientras estamos en su regazo, los pudimos haber observado a través de una pantalla y algunas ocasiones es aun más increíble ya que estamos presentes. Somos mas que un fanático, eres testigo de una maravillosa gesta deportiva; tu, los equipos y el recinto se funden en historia que será recordada para contar a las generaciones próximas. Por este motivo hoy hablaremos de algunas finales deportivas que trascendieron el tiempo.

 

Juego Olímpicos de Berlín 1936

 Durante el Tercer Reich en una Alemania bajo el régimen Nazi, 49 países dieron muestra de su poderío deportivo, claro siendo los germanos el país anfitrión y Hitler como su líder hubo mucha controversia. Con el discurso de que la raza aria era superior a otras Adolf Hitler no dudo en mostrar su superioridad, pero todo esto se fue abajo cuando atletas afroamericanos vencieron en diversas pruebas entre ellas Jesse Owens el cual gano cuatro medallas de oro, una de estas en presencia del Führer. Los rumores dicen que Hitler negó el saludo de felicitación al atleta.

El último tiro de Michael Jordan.

 Eran las finales de 1998 en la NBA, Utah Jazz y Chicago Bulls se enfrentaban en las finales en el juego 6. MichaeL Jordan juntos a los Chicago Bulls ya estaban consagrados como uno de los equipos más grandes en la historia de la NBA; campeones 3 veces consecutivas, MVPs entre sus jugadores, mejor record de temporada, lo tenían todo, pero faltaba una última victoria para ser leyendas. En el último instante cuando el partido estaba empatado y el balón en posesión de Utah; su majestad hizo lo inimaginable, bajo 19 segundos Jordan robo el balón anotando con un tiro desde el área de libres, para darles no solo la victoria a los Toros sino el tricampeonato y la entrada a la historia como una de las finales más grandes de la NBA.

 

Babe Ruth señalas a las gradas.

 Considerando un de los mejores beisbolistas de toda la historia de las grandes ligas, Babe Ruth tiene un espacio en los momentos más memorables, este ocurrió en 1932 en las finales de la MLB. En el juego 3 y siendo el último juego del Bambino, tuvo toda la intención de retirar como todo un ícono. Antes de batear Babe Ruth señalo a las gradas como señal a donde caería la bola, en el siguiente picheo Babe golpeo la bola y lo demás es historia.