Veracruz: 40 partidos sin ganar… y contando.

Por A. Renee Estrada Los tiburones rojos de Veracruz recibían a los Tigres de la UANL en un casi desierto Luis “El Pirata” Fuente. Los cerca de 8mil espectadores veían con incomodidad como el equipo del Tuca Ferreti les metía dos goles ante la nula resistencia por parte de los locales. Si bien se esperaría que la oposición de un equipo como Veracruz, que no ha conocido el triunfo en los últimos 40 partidos disputados, sería mínima contra un equipo como Tigres; pero no nula. Y es que, según reclaman, algunos miembros de de los tiburones tienen hasta 6 meses sin recibir su salario por jugar en esta institución y el permanecer inmóviles durante los primeros cinco minutos del encuentro formaba parte de una organizada protesta. Tigres, ante la posible suspensión del encuentro por falta de garantías, jugó la bola para “no meterse en problemas” con la liga y al primer minuto con 48 segundos obtendría el 1-0. Tiburones reanudaría el encuentro de mala gana al minuto 2:07 y “la U” repetiría la dinámica anotando el segundo al minuto 3:32. Veracruz, último lugar de la tabla tras la jornada 13, cuenta con un récord de 4 empates y 9 descalabros. Los jarochos no lograron obtener victoria alguna en el torneo pasado y faltarían 5 jornadas más para que acumulen dos torneos completos sin ganar. La crisis no es algo nuevo, parece lejano ese 2015 dónde los escualos concluían su temporada en el tercer puesto en la tabla, justo por detrás de América y Tigres, y todavía más lejano aquel 2004 dónde conseguirían el superliderato con 8 victorias al hilo encabezados por el mejor tirador de penales en la historia: Cuauhtémoc Blanco. Veracruz no accede a liguilla desde el torneo de Apertura 2015, pero a pesar de su récord de 8-3-6, no les alcanzaría a “los tibu” para alcanzar los números verdes en la diferencia de goles, promediando un déficit de 15 anotaciones en las últimas 8 temporadas. Además, los tiburones han recibido 99 tantos en los últimos 3 torneos, eso sin contar los 34 goles de la actual temporada. Como último lugar en la tabla de cociente, el moribundo Tibu no quiere dejar primera, pero es inminente que tendrá que hacerlo.